Una plataforma gastronómica – She's – Mercedes Benz

Una plataforma gastronómica

Yellow Night Edition
25 agosto, 2017
Lanzamiento Clase X
7 septiembre, 2017

Por Ángela Mena y Lucía Barrios:

Nos conocimos en 2013 en un trabajo y el mutuo gusto por el jazz y las oldies, nos hizo amigas. Una tarde, por cuestiones del destino, nos encontramos atoradas en el tráfico. Veníamos de una reunión que nos había robado toda la tarde, incluyendo nuestro almuerzo. Y así, con hambre y un poco desespere, buscábamos dónde comer y pasar el tráfico. Para nuestra sorpresa, la frustración de no conocer el área y no encontrar ningún restaurante nos hizo plantearnos la siguiente pregunta: ¿Cómo es que no hay nada que te diga dónde quedan los restaurantes? Y así fue como inició la propuesta de Mister Menú.

Después de 3 años de trabajo, esfuerzo, caminatas y muchas llamadas, hoy Mister Menú es una plataforma gastronómica con un equipo de 7 personas que juntas, han logrado construir: (1) una guía digital con más de 800 restaurantes digitalizados ubicados en toda la república, (2) una revista y (3) un blog con contenido local y de valor, que celebra la gastronomía y las historias de aquellos que las conforman.

Juntos, hemos creamos una plataforma potencializadora de emprendimientos gastronómicos, que conecta a los guatemaltecos con restaurantes y brinda de manera creativa, información educativa sobre comidas y bebidas en Guatemala.

Mister Menú es más que una guía, es una herramienta a través de la cual se puede descubrir lo mejor de la escena gastronómica actual del país. Entre los contenidos se encuentran: experiencias de maridaje, historias de viajes, recomendaciones de los mejores chefs, productos relevantes y guías para explorar Guatemala, sabiendo siempre cómo, dónde y qué comer para comer bien.

Saber adaptarse al cambio ha sido nuestro mayor reto. Iniciamos el proyecto como un modelo de negocio diferente al actual, al darnos cuenta que no funcionaba, nos tocó adaptarnos al mercado con un modelo nuevo no planeado. Cuando uno emprende, uno debe ser flexible y no enamorarse o encerrarse en el plan inicial o el plan que me gusta, el mercado cambia rápido y es necesario adaptarse con estos cambios aunque eso signifique salir de la zona de confort.

Una vez alguien me dijo, que para emprender no es necesario tener un mapa si no una brújula. Los planes son buenos pero hay que estar abiertos a que estos cambien, lo más importante es tener visión y adaptar la ruta acorde a las condiciones.

Esta metáfora nos parece muy acertada y con ella, aprendimos las siguientes lecciones:

a. Aceptar errores y aprender de ellos. Desde que emprendimos hemos cometido muchos errores, el reto ha sido reconocerlos, aceptarlos y aprender de ellos.

b. Construir un equipo y trabajar en conjunto. Ambas somos bastante independientes y por ende, aprender a manejar un equipo de personas con diferentes personalidades, sueños, fortalezas y debilidades, ha sido una experiencia de aprendizaje. Este es un reto, que en mi opinión, nunca se supera sino es más como un proceso evolutivo. Lo importante es tener una mente abierta, abrir el diálogo y tener confianza.

No existe momento perfecto para emprender. Si tienen una idea que les causa ilusión, desarróllenla y tírense al agua. Si no funciona a la primera, modifiquen su idea y prueben nuevamente. Rodéense de personas que las quieran y las apoyen, tanto a nivel personal como profesional. Crean en ustedes mismas y permítanse cometer errores, ya que de ellos se aprende.